Aquí encontrarás toda la información sobre la RFC

¿Qué es el RFC?

El RFC significa Registro Federal de Contribuyentes y es una clave alfanumérica que sirve para identificar a contribuyentes en México. Este código está compuesto por 13 caracteres.

Esta permite al Servicio de Administración Tributaria tener un método de identificación y control de los contribuyentes Físicos y Morales.

¿Cómo consultar mi RFC en México?

Si ya estás inscrito en el Servicio de Administración Tributaria y deseas consultar tu clave de RFC puedes hacerlo a través de neutra herramienta:

Solo recuerda que nuestra herramienta no es oficial ya que no tiene accesos a registros oficiales. Sin Embargo puede darte un ejemplo cercano a como está constituido tu RFC.

Para conocer cual es tu RFC también puedes acceder a este enlace del SAT

¿Cómo Tramitar mi RFC?

Existen dos maneras de casar tu RFC, por un lado puedes hacerlo desde internet a través de la página del SAT o solicitando una cita en alguna oficina del SAT.

A continuación te explico los pasos para hacerlo a través de internet:

1.- Ingresa al sitio del SAT (Clic Aquí) en el menú superior da clic donde dice “Trámites”:

2.- Al desplegarse el menú debes dar clic donde dice Obtén tu RFC con Clave Única de Registro de Población”. 

Nota: debes tener a la Mano tu CURP (si no sabes cuál es tu CURP,  puedes consultarla con esta herramienta)

3.- Coloca tu CURP dentro del formulario

4.- Escribe el código de seguridad en el lugar que se te indica:

5.- Introduce los datos que te solicitan en el formulario

Al terminar este proceso se generara un acuse único de inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes que contiene cédula de identificación fiscal y código de barras bidimensional (QR).

Existen casos especiales donde es necesario acudir a los módulos del SAT como:

  • Menores de edad.
  • Personas con incapacidad legal jurídicamente declaradas.
  • Personas que realicen exportación de servicios o exposiciones.
  • Residentes en el extranjero con o sin establecimiento permanente en México.

Si tienes problemas para tramitar tu RFC en internet puedes optar por la segunda opción que es acudir directamente a alguna de las oficinas del SAT.

Estos son los pasos que debes seguir:

  1. Agenda tu cita en el portal del SAT (Clic Aquí para agendar tu cita)
  2. Acude con la Documentación requerida para realizar el tramite
  3. Entregar la documentación (sin tachaduras) a la autoridad fiscal que atenderá el trámite.
  4. Se recibe la solicitud y acuse único de inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes.

¿Puedo imprimir mi RFC?

Si ya cuentas con tu RFC  y necesitas reimprimir tu La Cédula de Identificación Fiscal (CIF) que es el documento que certifica que esté inscrito ante el SAT en ese caso puedes dar clic en el siguiente enlace:

¿Quiénes deben tramitar el RFC?

Deben tramitar el RFC todas las personas físicas y morales (y sus socios o accionistas) que estén obligados a presentar declaraciones periódicas o a expedir facturas por la actividad económica que realicen.

¿Para qué sirve el RFC?

Sirve para identificarte ante las autoridades hacendaria y te permite expedir facturas y declarara impuestos.

También te va a ser requerido para abrir cuentas bancarias, solicitar tus tarjetas de crédito y como parte de los requisito para la solicitud de becas u otro tipo de ayudas sociales.

¿Cómo está compuesto el RFC?

El RFC es una clave alfanumérica de 13 caracteres y se forma con:

  • Primera letra vocal interna del primer apellido.
  • Primera letra del segundo apellido.
  • Primera letra del primer nombre del contribuyente.
  • Fecha de nacimiento aa/mm/dd.

La homoclave asignada por el SAT, es calculada con un algoritmo de público conocimiento, con dígito verificador para evitar claves duplicadas y homónimos.

Por su parte, en el caso del RFC para personas morales o empresas se compone de este modo:

Si el nombre de la empresa está compuesta por tres palabras se usa la primera letra de cada una.

Si solo tiene dos se usa la primera de la primea palabra y las dos primeras letras de la segunda; pero para los que solo tengan una se usan las 3 primeras letras, fecha de la constitución de la empresa (en el mismo formato año, mes y día) y la homoclave que asigna el SAT.